Ejercicios para codo de tenista

Jugar tenis es sin duda alguna, una de las actividades más entretenidas. El nivel de rendimiento físico que se debe tener para jugar este deporte, es bastante alto. Se puede jugar de manera recreacional amistosa o competitiva. En el caso de los deportistas profesionales, el nivel requerido para el tenis llega a ser mucho más exigente.

epicondilitis ejercicios

Para poder jugar tenis de manera cómoda y segura, es necesario contar con una alta condición física al momento de realizar la actividad. También es importante haber calentado, debido a que los movimientos, la fuerza aplicada y el riguroso ritmo de juego, puede llevar a lesionar algún tendón o músculo. Las lesiones se pueden producir generalmente en los brazos, debido a que son los que realizan la parte más fuerte del deporte.

El codo al momento de realizar tenis

Sin duda alguna, una de las partes más importantes de nuestro cuerpo al momento de realizar tenis, es el codo. Con este podemos realizar la torsión necesaria para desempeñarnos de manera exitosa en el deporte, es por esto que es una parte tan importante y debe cuidarse adecuadamente. Esto significa un calentamiento y entrenamiento necesario, así como aliviar problemas que puedan surgir en este.

Problemas con el codo por jugar tenis

Cuando no se toman las medidas necesarias, se pueden llegar a sufrir problemas en el codo por realizar actividades de alto rendimiento como lo es el tenis. Uno de los casos más recurrentes en los jugadores de este tipo de deportes se conoce como epiconditis. Este puede llegar a generar problemas recurrentes y si no se trata de la manera adecuada, dejar secuelas de por vida.

¿En qué consiste la epiconditis?

La epiconditis es una condición que limita ampliamente el movimiento del codo. Esta se representa como una inflamación intensa y palpitante en los tendones del codo, que realizan la conexión con el antebrazo. Uno de los tratamientos caseros que muchas personas consideran es la inmovilización del área, esto es un error gravísimo ya que puede generar mayores problemas a futuro.

Tratar no es un problema tan grave como se puede creer, siempre y cuando se trate de la manera adecuada. La mejor solución para este problema, es realizar ejercicios para codo de tenista, logrando curar el codo con los movimientos correctos para ello. Tambien te recomendamos estas coderas , te pueden ser de gran ayuda

¿Por qué realizar ejercicio para mejorar el codo?

Es para muchos una intriga por qué si para muchas de las lesiones, para el codo es mejor realizar movimientos en reemplazo a un posible reposo total. Para el tipo de lesión que se genera por la epiconditis, un reposo total podría producir una reducción en los niveles de movilidad que se obtienen para el codo.

Al contrario de otros tendones, la movilidad del codo posee un rango de movimiento bastante alto. Esto genera que de realizarse reposo o algún tipo de inmovilización del codo, esta lesión se cure y fije con una movilidad restringida. Para recuperar la movilidad anterior, el proceso puede ser arduo, largo y quizás nunca se llegue al punto inicial que se buscaba.

Video Ejercicios para epicondilitis

Beneficios del ejercicio para el tratamiento de la epiconditis

La epiconditis es definitivamente un tipo de dolencia que se debe curar a través de un re-condicionamiento físico, aplicando gran cantidad de ejercicio. Este método de tratamiento cuenta con una gran cantidad de beneficios agregados. Entre ellos, podemos denotar los siguientes:

  • El dolor se reducirá notoriamente. Esto lo empezarás al hacer los ejercicios de manera metódica, rigurosamente y con repeticiones suaves así como lentas.
  • El músculo se relajará y contraerá con el movimiento correcto. Para re-condicionar el músculo a recuperarse como es debido, es necesario condicionar nuevamente el músculo para que realice este movimiento. Al hacer los ejercicios, el musculo entrará en su zona de confort nuevamente y empezará a mejorar la lesión.
  • Evitando la presencia de una rigidez muscular, se está evitando en gran escala una futura distrofia de este.
  • Se recuperará la elasticidad del tendón que ha sufrido el daño. Esto se realizará de manera metódica con ejercicios regulares.

Ejercicios recomendados para la epiconditis o el codo de tenista

Antes de que vayas a comenzar a realizar los ejercicios para el codo de tenista, es recomendable revisar el codo con un facultativo que pueda analizar el tipo de herida. No todas las lesiones de la zona, son epiconditis. También es importante disminuir un poco la zona inflamada para que el ejercicio sea más fácil de realizar.

Ejercicio Nº 1: Estiramientos de mano

Por supuesto que si estás empezando a realizar los ejercicios para mejorar el dolor generado con la epiconditis, lo primero que debes es estirar el músculo. Esto te permitirá empezar a realizar los ejercicios de mayor rigurosidad para poder mejorar la condición de tu codo.

Lo primero que debes hacer, es colocar una banda de gran elasticidad en el borde de los dedos de la mano. Esta es, por supuesto, la mano donde se encuentra el codo lesionado con epiconditis. El movimiento a realizar consiste en la apertura de los dedos y la mano, logrando generar un movimiento de resistencia guiado para la mejora de todos los músculos desde la mano hasta el codo.

Ejercicio Nº 2: Ejercitando la muñeca

La idea es ir gradualmente ejercitando los músculos hasta alcanzar la zona del codo. El segundo paso será la muñeca, pues los músculos de esta, cuentan con una relación directa a la zona afectada en el codo. Para esto sólo es necesario flexionarla adecuadamente.

Para realizar el ejercicio, lo primero que debes hacer es colocarte de pie. Doblándote en la zona de la cintura, genera un ángulo de 90º con la vista al piso, las palmas de la mano al piso e intenta estirar el brazo del codo lesionado. Sin mover el brazo de la posición donde lo has llevado, mueve los dedos de la mano hacia el techo y busca generar un ángulo de 90º entre tu brazo y la mano. Luego de unos minutos, regresa a la posición inicial, toma un descanso y repite un par de veces.

Ejercicio Nº 3: Ejercitando la muñeca pt 2

Este ejercicio es similar al anterior. La posición inicial será la misma, generando un ángulo de 90º entre tus piernas y el resto de tu cuerpo. Con la mano que no posee dolor, sujeta la mano adolorida y gírala cuidadosamente, buscando generar un ángulo de 90º en relación al brazo.

El movimiento realizado en este ejercicio, consiste básicamente en la versión contraria del anterior en relación a la dirección donde se realizará el movimiento. Si sientes algún tipo de dolor, no pases el movimiento de esa posición, buscando presionar los límites con cada día que repitas el ejercicio.

Ejercicio Nº 4: Movilidad en la muñeca

Lo primero que debes hacer en este ejercicio es buscar una mesa o superficie donde puedas colocar tu brazo y la muñeca quede por fuera del borde. Luego de encontrar este lugar, deja caer la muñeca, realiza un movimiento de levantamiento, colocándola en la misma dirección que el resto del brazo y luego de unos minutos déjala caer de nuevo. Repite este ejercicio un par de veces.

Ejercicio Nº 5: Ejercitando el codo

Siéntate en un silla y coloca tu brazo en la dirección del tronco, con el codo en un ángulo de 90º en relación al torso. Busca presionar hacia abajo el codo, girando tanto como puedas hasta alcanzar la misma dirección del brazo. Regresa luego de unos minutos el codo a su posición original e intenta nuevamente luego de descansar.