Condromalacia Rotuliana : Ejercicios Prohibidos

En la vida de un deportista o de cualquier persona, una ruptura de menisco llega a cambiar muchas cosas. Esta ruptura es una de las peores lesiones que podemos sufrir dado que tiene el potencial de provocar molestias de por vida.

Una realidad que transcurre en las salas de traumatología es que estas están llenas de lesiones en los meniscos, es decir, que es una de las lesiones más frecuentes en las personas, indiferentemente de si son atletas o no. Vale la pena tener conocimiento de cómo prevenirla.

condromalacia rotuliana ejercicios

El menisco es una clase de cartílago fibroso que se sitúa entre la tibia y el fémur, por lo que se entiende que, el mismo se ubica en las rodillas. Cada una de nuestras rodillas posee dos meniscos, su principal función es la de emular a un amortiguador que suaviza las cargas de los impactos que reciben las piernas.

Entre los síntomas que se presentan en la rotura o desgarramiento del menisco se encuentra un desplazamiento de la rodilla fuera de su sitio. A esto se le denomina luxación de menisco, lo cual bloquea total o parcialmente la rodilla imposibilitando el extenderla, provocando un dolor agudo en los laterales de la rodilla afectada.

También se puede presentar derrame articular (líquido en la rodilla) tras dicha rotura, aunque es raro que haya sangre en el derrame, si esto ocurre suele indicar una lesión mayor asociada de un ligamento cruzado o fractura ósea.

Ejercicios Prohibidos para el Menisco Roto

Al tener un menisco roto hay ciertos ejercicios y actividades que debemos evitar en nuestras rutinas porque pueden ser perjudiciales y agravar aún más dicha lesión en la rodilla. Entre las actividades que tendrás que evitar realizar son las siguientes:

Sentadillas

Este es un ejercicio muy común en las rutinas de los deportistas ya que es de los que trabajan más áreas del cuerpo, pero también debemos tener en cuenta que es de lo que hace más presión sobre nuestra rodilla y por consecuente, sobre los meniscos.

ejercicios condromalacia rotuliana

Al tener un menisco roto es muy recomendable mantener las sentadillas fuera de las rutinas. Esto debe ser aun cuando nos hemos recuperado de la lesión, el menisco es propenso a sufrir una rotura en la misma zona afectada.

Tuck Jump

 El ejercicio consiste en algo muy simple que es saltar elevando las rodillas hasta el pecho. Es uno de los mejores ejercicios para mejorar las capacidades del tren inferior, aunque debemos tener en cuenta que es un ejercicio fatal para quien tiene el menisco roto.

ejercicios condromalacia rotuliana

La razón es que al saltar a una altura considerable para poder elevar las rodillas hasta el pecho y bajarlas requiere de fuerza considerable, y al caer, los meniscos terminan por absorber toda la fuerza del impacto. Así mismo, quien tenga alguna lesión de menisco o de rodillas sufrirá mucho al realizar este ejercicio.

Salto al Cajón

Este es un ejercicio bastante clásico que consta de saltar desde el suelo hasta a un cajón con una determinada altura con las piernas juntas. Es similar al Tuck Jump expone a las rodillas a una presión e impactos constantes por el salto y caída.

ejercicios para condromalacia rotuliana

Esta clase de ejercicios es notablemente más peligrosos cuando se trata una lesión de meniscos, por el impacto y presión que sufren las rodillas al saltar o aterrizar. También se pueden derivar en algunos tropezones, caídas o resbalos, lo que puede poner en riesgo la integridad del menisco.

Cambios de Dirección

Los ejercicios que consisten en cambios de dirección son una constante en los entrenamientos de deportes como fútbol, baloncesto o rugby, que a simple vista parecen ser sencillos pero estos demandan mucha resistencia en las piernas para soportar el plantado de los pies y el giro del torso al hacer los cambios direccionales.

condropatia rotuliana ejercicios no recomendados

El problema está en que al plantar las piernas, las rodillas asumen una posición de rigidez y al momento en se produce el cambio se ejerce un gran impacto para realizar dicho movimiento. Tal como se ha explicado anteriormente, es que los impactos bruscos en las rodillas afectan negativamente a los meniscos rotos.

Flexiones al Límite

Con esto nos referimos a la contracción extrema de las piernas que se produce cuando queremos hacer saltos muy altos. Esto implica una alta presión a las rodillas, que al tener problemas en los meniscos es recomendable evitarlo de cualquier manera hasta que el mismo esté correctamente rehabilitado.

condropatia rotuliana ejercicios recomendados

Lo que debemos evitar

Además de los ejercicios que mencionamos anteriormente, también hay diversas actividades rutinarias que debemos evitar. Esto debido a que ellas tienen potencial para agravar las lesiones, especialmente cuando se trata de una rotura del menisco. Dichas actividades que debemos evitar se encuentran:

Correr en las escaleras

Subir escaleras es sano y siempre recomendable dado que no es una actividad física exhaustiva, pero al presentar una lesión en el menisco, los constantes impactos sobre la rodilla pueden llegar a empeorar la rotura y retrasar la rehabilitación.

Levantar mucho peso

Un levantamiento de peso, independientemente de si es por ejercicio o parte de las actividades rutinarias, hace que las rodillas trabajen más. Esto debido a que mantienen la estabilidad del cuerpo y sostienen el peso extra, por ende, también afecta a los meniscos.

Empujar objetos pesados

Al empujar objetos de gran peso ocurre algo similar que al levantarlos, se produce gran presión en las rodillas para lograr un empuje suficiente y así mover el objeto. La actividad se torna potencialmente peligrosa porque, además de empeorar un menisco roto, también provoca que pongas en riesgo las demás coyunturas.

Permanecer de pie por un largo tiempo

Aunque puede que parezca inofensivo permanecer la mayor parte del día de pie con descansos reducidos llega a ejercer sobre las rodillas una presión similar a la que se produce al levantar o empujar cosas pesadas. Se debe tener cada cierto tiempo un descanso promedio, más si se ha sufrido un problema en los meniscos con anterioridad.

Conclusiones

Conociendo que las lesiones en las rodillas por meniscos rotos suelen ser una de las más comunes, además de que tener la capacidad de afectar nuestra vida diaria y las rutinas de ejercicios, vale la pena prevenir estas lesiones. Si llegamos a sufrir una rotura de meniscos, es recomendable abstenernos de realizar los ejercicios o actividades que mencionamos anteriormente ya que pueden empeorar el menisco roto.

También debemos tener presente que sufrir esta clase de lesiones en la rodilla no significa precisamente el fin de la carrera de un deportista o de las actividades de una persona. Al ser una lesión tan común, se conoce como tratarlas y como rehabilitar correctamente los meniscos para que puedan trabajar de manera óptima. De igual forma, tendremos que cuidarnos de realizar actividades que conlleven esfuerzo para las rodillas.

Como recomendación final,  por tu bien y para llevar una sana rehabilitación, si has sufrido o llegas a sufrir una rotura de menisco, la primera persona que debes acudir es a un médico especialista. En este determinado caso es un traumatólogo o un fisiatra para así realizar un diagnóstico de exploración de la rodilla.

Con la base de dicho diagnóstico se decidirá si realizar una exploración física, Rayos x convencional o una resonancia magnética. Posteriormente se determinará los cuidados a los que se debe someter el menisco, así como la duración de la rehabilitación.