Cintas Kinesiológicas para Hombro

Con las Cintas Kinesiológicas para Hombro es posible olvidarse del dolor causado por una lesión en el hombro ayuda a aliviar el dolor, desinflama y da mayor movilidad al hombro . Estas cintas son de mucho provecho pues durante el entrenamiento favorecen la movilización y el ajuste de la articulación, previniendo así futuras lesiones.

Tienen muchos usos y no se limitan solo a la articulación del hombro, son válidas para la rodilla, cuello, espalda y pie. En todas estas zonas contribuyen al drenaje linfático evitando y reduciendo procesos inflamatorios. Además alivia el dolor y mejora la circulación sanguínea de la zona.

Las cintas kinesiológicas son las preferidas de todo atleta y deportista, quienes acostumbran a realizar ejercicios dentro del gimnasio obtienen buenos resultados. Quien sabe de ejercicios sabe que la cinta kinesiológica es lo mejor en todo momento.

Funciones de las Cintas Kinesiológicas para Hombro

Este producto aporta muchos beneficios a cualquier persona, sea deportista o no y puede ser utilizado de diversas maneras para obtener numerosos resultados.

Previene y trata lesiones

Al utilizar una cinta kinesiológica aportas al tus músculos el sostén necesario para prevenir que realicen malas contracturas y terminen por lesionar tu hombro. Y si no conociste antes este producto y te ocasionaste una lesión, con ellas podrás acompañar tu terapia y realizar tus entrenamientos de costumbre sin sentir dolor.

Favorece la circulación sanguínea

El uso de las cintas kinesiológicas para hombros estimula el riego sanguíneo en la zona, proporcionando el oxígeno y nutrientes necesarios para el desarrollo del músculo.

Propicia el drenaje linfático

Por otra parte, la inflamación de las articulaciones es constante debido a los movimientos excesivos y a la fuerza a la que están sometidos. Estas cintas favorecen el drenaje linfático por medio del cual se elimina el líquido en exceso de la zona, evitando la inflamación.

Brinda soporte muscular

Cada movimiento se da gracias al trabajo músculo-esquelético y los músculos están expuestos a sufrir lesiones si el movimiento no se realiza adecuadamente. Es por esto que se ve la necesidad de otorgar un soporte extra para prevenir daños. Las cintas kinesiológicas otorgan este soporte gracias a que son muy elásticas y pueden amoldarse a la forma que desees y hacer presión sobre la zona.

¿Quién puede utilizar las cintas Cintas Kinesiológicas para Hombro?

Por supuesto los primeros en apuntarse en la lista son los deportistas, pues el grado de entrenamiento que requieren los hace susceptibles a lesiones recurrentes. Este producto no se limita a solo una categoría de deportistas, cualquiera de ellos puede obtener beneficios con las cintas kinesiológicas para hombros. Sin embargo podemos señalar algunos como nadadores, beisbolistas, lanzadores, tenistas, levantadores de pesas que requerirían en mayor medida este producto.

También la población en general puede verse beneficiada por las cintas para hombros. Ya sea que es su trabajo realice muchos esfuerzos o si por algún accidente presenta molestias en esta zona. Si deseas comenzar el gimnasio es una buena opción para prevenir lesiones iniciales.

Características de la cinta kinesiológica

Las Cintas Kinesiológicas para Hombro en general son un rollo elástico que contiene papel adherente para conservar esta propiedad. Algunas marcas traen de fábrica los cortes necesarios para sus diferentes usos, así solo debes rasgar y obtendrás una cinta del largo necesario sin necesidad de medir. La mayoría son un rollo continuo de aproximadamente 2 metros del cual puedes obtener cintas de diversos tamaños al cortar.

Están hechas con algodón elástico que le proporciona suavidad y la elasticidad suficiente para no deformarse. Además, es lo bastante firme como para dar estabilidad al músculo y evitar que se lesione. Su propiedad transpirable permite que la piel no se irrite pudiéndola usar incluso por varios días. Es a prueba de agua y de sudor, así no tendrás que preocuparte porque se despegue durante el entrenamiento.

¿Cómo colocar las cintas para hombros?

Este es un proceso muy sencillo pero necesitarás ayuda de otra persona para colocar las bandas en el lugar correcto.

 

Antes de iniciar debes cortar las cintas a la altura necesaria, según el tamaño de nuestro músculo deltoides. De esta manera cortarás para obtener 3 cintas, una de cada color. Se recomienda cortar las 4 puntas de cada cinta de manera redondeada para producir mayor adherencia. Ahora puedes proceder a colocar las cintas:

  1. Toma una de las cintas y haz un corte por todo el centro desde un extremo al otro sin llegar a completar. Así obtendrás dos tiras unidas.
  2. Con el hombro en posición neutra o fisiológica, comienza a retirar el papel adherente de la cinta anterior desde el extremo que no está dividido.
  3. Pega este extremo en la base del músculo deltoides. Aproximadamente 5 dedos por debajo del hombro.
  4. Dirige el brazo hacia adelante en posición recta para marcar los bordes del músculo.
  5. Utilizando la misma cinta, pega una de las tiras por todo el borde posterior del músculo hasta llegar al hombro.
  6. Repite el mismo proceso dirigiendo el brazo hacia atrás utilizando la última tira sobrante alrededor del borde anterior.
  7. Vuelve el brazo a su posición neutra y tomando otra cinta pega uno de sus extremos cerca de la zona del trapecio. Aproximadamente 6 dedos desde el hombro hacia el cuello.
  8. Eleva el brazo y pega el resto de la cinta por todo el centro hasta llegar a la base del deltoides. Recuerda estirar un poco y hacer fricción para que se adhiera lo suficiente.
  9. Para colocar la última cinta, con el hombro en posición neutra retira el papel adherente de la zona central, de manera que los extremos queden cubiertos.
  10. Realiza una leve tensión para adherir sobre el hombro en sentido anterior y posterior y luego termina de pegar el resto de la cinta.

Ventajas

  • Alivia el dolor.
  • No irrita la piel.
  • Es resistente al agua.
  • Fácil de utilizar.
  • Puede cortarse de diversas formas.
  • No ocasiona dolor al aplicar.
  • No contiene látex.
  • Útil para diferentes partes del cuerpo.
  • Puede utilizarse hasta por 4 días consecutivos.
  • No se despega con el sudor.
  • No deja rastros de pegamento al retirarla.
  • Proporciona sostén a los músculos.
  • Previene lesiones.
  • Mejora la postura.
  • Respeta el medio ambiente.
  • Se presenta en varios colores útiles a la hora de aplicar para diferenciar.
  • Sumamente elástica.
  • Es muy cómoda.

Precauciones

Es importante saber aplicar las cintas para hombros ya que estas ejercen cierta presión sobre los músculos y por ende en las articulaciones. Una mala colocación se puede traducir en la tensión del músculo y ocasionar contracturas y lesiones.

Enfermedades en las que se recomienda la cinta kinesiológica para hombro

Hombro congelado

En esta enfermedad la capsula del hombro formada por tejido conjuntivo se endurece ocasionando la inmovilidad de la articulación y mucho dolor. Con las cintas para hombros el dolor mejora notablemente y conduce a la movilidad satisfactoria.

Tendinitis

Afecciones conocidas como hombro del lanzador y hombro del nadador son relacionadas con la tendinitis, que es la inflamación de un tendón. En esta condición los deportistas pueden obtener una mejoría con ayuda de las cintas kinesiológicas al aliviar el dolor y mejorar la movilidad.

Hombro dislocado

Es muy frecuente encontrar dislocaciones del hombro ya que las tenciones pueden ocasionar la movilización del húmero fuera de la cavidad articular. Esto ocasionar mucho dolor y la persona no puede realizar los movimientos acostumbrados. Para mejorar la condición se pueden utilizar las cintas para hombros que ayudaran a colocar el hueso nuevamente en su lugar.

Última actualización el 2020-11-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados